En dirección a la Tesis de Grado

En términos generales, una Tesis de Grado es un texto científico y académico que resume un conjunto de premisas, preguntas, hipótesis, métodos, técnicas y hallazgos de investigación y cuya elaboración y presentación forma parte del proceso de titulación en carreras de pre y post grado.  Desde este punto de vista, la tesis puede surgir desde dos grandes orígenes:

1° como resultado de una experiencia profesional y de práctica y que se desea elevar al nivel teórico, conceptual o metatórico, con el propósito de comprender sus alcances y significados; y/o

2° como resultado de la intuición o del descubrimiento -producto de la reflexión y/o de la observación de la realidad- de un tema o problema dentro del cual se desea investigar. 

Ese problema o tema entral de investigación y de tesis, puede ser abordado desde un punto de vista o enfoque descriptivo, correlacional o explicativo y puede dirigirse a construir una teoría o a resolver dicho problema mediante algún tipo o modalidad de intervención en la realidad.  La tesis se construye entonces como culminación de un doble proceso -con frecuencia paralelo: como síntesis de una práctica profesional en el marco del período de titulación dentro de una carrera de pregrado o de postgrado, y como resultado de una investigación teórica o de campo.

Al interior del proceso de construcción de su tesis, el alumno confronta todos los conocimientos adquiridos durante su carrera, los integra y discute, los analiza y pone en tensión, pero sobre todo, confronta todo el material teórico a su disposición con la realidad y con el problema de su investigación.

Anuncios

¿Qué es una Tesis?

La palabra tesis, etimológicamente proviene del griego “thesis” (θέσις) que significa “conclusión que se mantiene por razonamiento”.   El concepto griego “thesis” viene de “tithemi” que significa “yo pongo”, en el sentido de una proposición que tiene que ser sustentada.  En el ámbito universitario, una tesis es una disertación escrita que se presenta para la obtención de una licenciatura, una maestría o un doctorado.

EN TORNO AL CONCEPTO DE TESIS

De la palabra tesis se desprenden otras expresiones como “antitesis” o contraposición; “hipotesis” que significa básicamente “suposición”; “metatesis” o transposición; “sintesis” que entendemos como “composición”.

Derivada del método científico moderno, una tesis es la aseveración concreta de una idea que, de manera fundamentada, se expone públicamente. También puede denominarse como teoría científica toda vez un sustento teórico puede ser considerado como parte del conocimiento establecido. Normalmente en un texto argumentativo, una tesis es la opinión que tiene el articulista o autor sobre el tema del que está hablando. Después de eso el “tesista” defiende su tesis con argumentos.

En el pasado, principalmente en el contexto de las ciencias clásicas (Derecho, Historia, Filosofía, Teología, Moral, Medicina), se trataba de una afirmación que el sustentante exponía. Sus ideas se sometían a un intenso interrogatorio, una discusión o prueba dialéctica para sostener en público las posibles objeciones que le oponían los examinadores.

Desde un punto de vista epistemológico, una tesis se considera como la afirmación derivada de una hipótesis para la cual puede incluso no existir ningún tipo evidencia inicial y los hechos que la apoyan pueden estar en gran medida por descubrir. Una tesis se interpreta generalmente como una proposición o varias proposiciones demostrables cuyo objetivo consiste en hacer válido, en un sentido eficazmente pragmático, lo «esencial» de lo «complejo de las proposiciones».

Para los efectos de este ensayo, proponemos como definición de tesis:  “una proposición o una teoría particular que se tiene por verdadera y que debe ser sustentada y defendida mediante argumentos”.  De esta definición emana el carácter racional del trabajo de tesis.

LA TESIS COMO PERSPECTIVA

Para lo que nos interesa, la tesis podemos definirla como “el conjunto de conceptos, conocimientos y hallazgos empíricos mediante los cuales se pretende demostrar una idea”, de donde se desprende que la tesis tiene una finalidad demostrativa y propositiva.  Toda tesis universitaria contiene en sí una novedad, un aporte a la ciencia, un conjunto de conocimientos que no se encontraban en ese campo de la ciencia y que se sustentan en los hallazgos de una investigación.

Escribimos tesis desde la ciencia, porque ninguna tesis universitaria parte desde la originalidad total y absoluta, sino sobre el piso de los conocimientos ya adquiridos por la ciencia y a partir de los cuales la investigación va a aportar algo novedoso.

En particular, una tesis científica debe reunir a lo menos las siguientes condiciones o requisitos: 1° tener una conclusión clara y definida, 2° ser falsable o testeable, 3° quedar idéntica siempre durante su representación, 4° no contradecir a ninguna otra tesis aceptada, 5° no limitar a ninguna otra tesis aceptada, 6° no contener ninguna contradicción lógica, 7° ser probada con hechos comprobables, y 8° no ser una evidente opinión.

La ciencia avanza y la construcción intelectual del saber progresa, porque un científico, un investigador o un tesista universitario descubre un problema o innova en el enfoque de un problema y realiza una investigación cuyos resultados -en forma de Tesis- aportan nuevos conocimientos, nuevas técnicas, nuevos métodos, nuevas perspectivas y nuevos enfoques de la realidad observada.

En la tesis se cierra un ciclo y se abre otro.  Se cierra el proceso de investigación que ha producido un cierto número de hallazgos, de nuevos datos, de nuevos conocimientos acerca de la realidad investigada, pero, al mismo tiempo, se abre un nuevo ciclo de  investigación, desde que las preguntas quer surgieron de la tesis, permiten iniciar nuevas hipótesis y una nueva secuencia de investigación.

En eso consiste la circularidad de la ciencia, como proceso ininterrumpido de construcción de nuevos conocimientos.

El Discurso del Método de René Descartes – Un texto antiguo demasiado actual

El Discurso del Método de Descartes es un texto histórico y uno de los ensayos fundacionales de la ciencia moderna y de los principios de la duda metódica.  Se trata del método esencial de la filosofía cartesiana que tiene como objetivo la fundamentación radical del conocimiento y que consiste en rechazar como inadecuadas todas aquellas creencias de las cuales pueda plantearse alguna duda.

Surgen así distintas formas de la duda.

Duda metódica: en busca de una certeza, decidió rechazar como falsa toda afirmación de la que se pudiese dudar.

Duda del conocimiento sensible: los datos de los sentidos no son seguros, podemos dudar de ellos. De hecho, los sentidos nos engañan a menudo. Incluso no hay indicios ciertos para distinguir el sueño de la vigilia, por lo que todo lo que percibimos por los sentidos podría no ser real. En consecuencia, todos los datos de los sentidos, inclusive el propio cuerpo, quedan a un lado en esta búsqueda de la certeza.

Duda del conocimiento racional: como no se basan en los datos de los sentidos, las verdades de razón (lógicas y matemáticas) no son alcanzadas por la duda, la cual recae sobre el conocimiento sensible. Sin embargo Descartes señala que más de una vez nos equivocamos al realizar algún cálculo, y lleva la duda al extremo de afirmar que podríamos estar siendo engañados por un “genio maligo” o “dios engañador”, astuto y poderoso. ¿Cómo podríamos defendernos de él?

“Pienso, existo”: más allá de toda duda se encuentra nuestra propia existencia. Incluso aunque admitiese que soy engañado por un genio maligno, ello no invalidaría la certeza que tengo respecto de esta proposición mientras la estoy concibiendo en mi espíritu. Pues no se trata de un razonamiento o una deducción (como todo lo que piensa existe, si yo pienso, yo existo) sino de una evidencia que se impone, de un conocimiento intuitivo que se obtiene de modo inmediato y directo.

Criterio de verdad: Descartes analiza su primera certeza para descubrir las notas distintivas que le servirán de criterio para identificar otras afirmaciones verdaderas. La afirmación “Pienso, existo” se presenta a la conciencia con “claridad” y “distinción”. Por lo tanto, serán aceptadas como verdaderas aquellas ideas que sean claras (ciertamente presentes a la conciencia) y distintas (no confundidas con otras ideas).

El ejercicio de la duda metódica, a partir de la fórmula “pienso, luego existo” pone en cuestión el valor de los sentidos pero tambien el de la razón deductiva. El mundo físico, el cuerpo ajeno y el propio no superarán la duda metódica. Sólo el cogito es decir, el pensamiento razonado resiste los embates de la duda metódica.

RENE DESCARTES – DISCURSO DEL MÉTODO

Los pasos del proceso de elaboración de la Tesis

La construcción de una Tesis de Grado de nivel universitario es el resultado de un proceso de elaboración sucesiva que responde a ciertas exigencias de la ciencia en general y de las Ciencias Sociales y Ciencias de la Administración en particular.

Estos pasos son los siguientes:

1.-  La ídentificación del problema a investigar y la definición del tema de la Tesis.

2.-  La elaboración del Ante Proyecto de Investigación y de Tesis.

3.- El proceso de investigación, levantamiento de la información y validación de los hallazgos obtenidos.

4.- La elaboración de la Tesis a partir de los resultados del proceso de investigación.

5.-  La presentación y defensa de la Tesis ante las instancias universitarias correspondientes.